La importancia de comprar una casa

comprar una casa

Comprar una casa es una decisión muy importancia en la vida de las personas. Seguramente, la decisión más importante. Y más, en los tiempos actuales que estamos viviendo, los cuales son tiempos de crisis y tiempos difíciles, que tenemos que reflexionar y tomar precaución. Ahora que vas a comprar una casa, tienes que medir y sopesar ciertos factores importantes, los cuales te los voy a presentar a continuación.
En el presente momento hay una primera elección muy habitual: ¿compro un piso al banco o a un particular? Podemos considerar que, por la escasa información, el precio más alto y el dudoso estado de los inmuebles, a un comprador le saldría más rentable decantarse por una vivienda perteneciente a un particular que a una entidad bancaria. 

Lee también: Cómo no perder a los clientes inmobiliarios

5 factores importantes para comprar una casa

La financiación. No hay que mirar primero la vivienda y luego la financiación. O hacemos las dos cosas a la vez o primero miraremos la financiación, recorriendo bancos y obteniendo ofertas vinculantes por parte de la banca. Así sabremos, de verdad, qué es lo que vamos a pagar por esa vivienda.

La hipoteca. Intentaremos que la duración del préstamo no sea excesiva. Las hipotecas a 40 años se basan en un error muy grande, que es ajustar la compra de la vivienda a la cuota que se puede pagar cada mes. Pero nuestras posibilidades económicas pueden ser muy distintas ahora a las de dentro de 30 años. Hay que tener en cuenta posibles situaciones de paro, enfermedad o incluso divorcio.

El euríbor. Debemos tener en cuenta que el euríbor no siempre va a estar en estos niveles tan bajos. Llegó a alcanzar el 5’36%. A eso hay que sumarle el diferencial, por lo que es preciso negociarlo con diferentes bancos hasta conseguir uno lo más bajo posible.

Las condiciones. Negociar las condiciones de la hipoteca. Aunque en estos momentos la banca tiene el grifo del crédito muy cerrado, Debemos de considerar que dentro de poco las entidades bancarias tendrán que dar crédito en condiciones competitivas. No hay que aceptar diferenciales excesivamente altos, porque eso se queda para toda la vida. Actualmente un diferencial alto sería superior al 2%.

Las cláusulas. Debemos examinar bien las condiciones de la hipoteca y asegurarnos de que la hipoteca no tiene ninguna cláusula, no solo cláusula suelo, ni condición abusiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *